jueves, 26 de febrero de 2009

DESATORMENTANDONOS


A veces un blog limita. Si quiero contar una historia debo andar por sus laberintos, adentrarme en la complejidad de los personajes, darles la carnadura (¡cómo me gusta esa palabra!) que se merecen.

A veces creo que en El Lápiz Porteño sólo puedo realizar pinturas, un recorte de la realidad o la fantasía. Pero siempre un recorte, una porción vana e inútil. Esto me sucede a mí, tal vez porque no puedo permitirme "desalmar" cierta patina de prejuicio frente a ciertas cosas.

Estuve tentado en no publicar este posteo. Pero a la vez es un estado de ánimo que quiero dar a conocer, aunque a nadie le importe. Porque, después de todo, quién carajo es uno en este universo de hechos y contrahechos.

Creo que he querido desahogarme. No sé si es lícito hacerlo aquí. Se supone que uno debe guardar ciertas formas, cierta lógica de blogger.

Hay un disco de Pescado Rabioso que se llamó DESATORMENTANDONOS. Pues bien, spinetteano título, hoy intento que mi tormenta descargue sus rayos cósmicos, su agua eléctrica, y el cielo se abra... ¿para qué?. No sé. Tal vez para volver a nublarse.
la imágen es la del disco de Pescado Rabioso "Desatormentándonos"

2 comentarios:

Magah dijo...

Podriamos discutir a cerca de las limitaciones de un blog, pero también de las propias, no?
Somos seres "tijeras" haciendo permanentes recortes de la realidad que nos rodea y de la intima, de la propia, de nuestras profundidades, así el Lápiz Porteño, no es mas que tu reflejo y mi blog del mío, y el del otro y otro...
Te expresaste, intuyo con bronca,tristeza, conflictos, y creo que de esto se trata.
Sos un ser directo, pareces frontal y en tu tamaño, en tu aspecto de duro, dueño de una calidez, una profundidad y una capacidad de observación poco común en estos lugares. Te detenés, mirás mas allá, sos agudo observador. Si te parece poco ser eso en este mundo de hechos y contrahechos??
Solo se de vos a partir de lo que publicas y de tus comentarios.
Sos transparennte.
Si te gusta y te vale desahogarte por aca, vale, bien, dale duro, diría Ale en su taller, volcá toda la basura sobre la mesa y no esperes a que se nuble, despues de eso puede sorprenderte un hermoso día de sol.

Uyy!! perdón, me fui al diablo, no?? (re largo).

No dejes este espacio, no dejes de andar por el mío, sos re valioso.

PECHITO ARGENTINO dijo...

Magah: Realmente me emocionó lo que escribiste en tu comentario. La verdad que a veces me cuesta luchar contra mis propias limitaciones, y me enojo conmigo mismo.
No te fuiste al diablo con el comentario, Magah. Es un honor para mí que escribas en mi blog, siempre lo espero.
Exageraste algunos conceptos sobre mí y lo digo de verdad, sin falsa modestia, pero te lo agradezco mucho. No me da verguenza decir que andaba necesitando un mimo como el de tus palabras.
Los hombres también nos quebramos, aunque nos cueste más admitirlo.
Gracias y nos leemos.
Un abrazo.
Sergio